Conexión Tecnológica

Los jugadores de videojuegos tienen una capacidad cognitiva y de toma de decisiones superior, según un estudio.

Un nuevo estudio revela capacidades cognitivas superiores (en algunos puntos) en aquellos que usualmente juegan a videojuegos con respecto a los que no. 

Según un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Georgia, los jugadores frecuentes de videojuegos muestran una capacidad superior de toma de decisiones sensoriomotrices y una mayor actividad en regiones muy específicas del cerebro en comparación con aquellos que no juegan.

“La inmensa mayoría de nuestros jóvenes juega a los videojuegos más de tres horas a la semana, pero no se conocen con exactitud sus efectos beneficiosos sobre la capacidad de toma de decisiones y el cerebro”, afirma el investigador principal, Mukesh Dhamala.

Y es que, los videojuegos se han convertido en una forma de ocio más en la que participan una inmensa cantidad de jóvenes y no tan jóvenes. Es por eso que este grupo de investigadores entra en acción para averiguar cuáles son los puntos beneficiosos a resaltar.

Pues bien, en el proyecto de investigación, participaron 47 personas en edad universitaria, 28 de las cuales se clasificaron como jugadores habituales de videojuegos y 19 como no jugadores.

A todos ellos se les introdujo en una máquina de resonancias magnéticas en las que, en una pantalla, verían una serie de puntos moverse hacia un lado u otro. Tanto en su mano derecha como en su izquierda tenían un botón que debían pulsar dependiendo de la dirección en la que se moviese el punto.

Pues bien, los resultados no te van a sorprender. El estudio descubrió que los jugadores de videojuegos eran más rápidos y precisos en sus respuestas. El análisis de los escáneres cerebrales hechos posteriormente reveló que las diferencias se correlacionaban con una mayor actividad en ciertas partes del cerebro.

“Estos resultados indican que jugar a un videojuego puede potenciar varios de los subprocesos de sensación, percepción y asignación a la acción para mejorar la capacidad de toma de decisiones”, escribieron los autores. 

Este estudio también señala que no encontraron compensación entre la velocidad y la precisión de la respuesta: los jugadores de videojuegos fueron mejores en ambas medidas.

Fuente: computerhoy.com