Conexión Tecnológica

Las claves para saber si tu móvil ha sido hackeado

Si tu teléfono hace cosas extrañas o funciona con mucha lentitud es probable que haya sido atacado.

Ya hace mucho tiempo que el móvil ha dejado de ser un instrumento para llamar. Los smartphones son pequeños cofres que reúnen muchas partes importantes de nuestra vida: fotografías, datos personales y bancarios, contactos, trabajo…

Por eso es tan importante protegerlos y estar atentos a las señales que nos indican que algo no marcha bien. Si notamos que la factura se dispara con llamadas que no hemos hecho o mensajes que no hemos mandado, o que alguna app que no usamos demasiado nos consume muchos datos… ¡Alerta! Puede que tu móvil haya sido hackeado.

Aunque te parezca algo muy improbable, es bastante normal que un virus ataque tu teléfono en algún momento dado, o incluso, que un malware haya tomado el control de tu terminal sin que te hayas percatado. Estar atento a las señales que te indicamos te ayudará a actuar con rapidez.

Está demasiado caliente (más que de costumbre).

Por lo general, el malware se ejecuta en segundo plano y de forma constante haciendo, además, que el procesador funcione a máxima velocidad. Eso genera un sobrecalentamiento en el dispositivo y puede ser un buen indicador de que algo no va como es debido. Si tu smartphone no suele calentarse y ha empezado a hacerlo de repente o tras haber instalado una app de orígenes sospechosos, es posible que hayas sido hackeado. Desinstala esa app cuanto antes.

Funciona peor y gasta más batería.

Este primer indicador nos lleva al segundo punto. Un sobrecalentamiento y uso excesivo de los recursos del terminal generará una reducción del rendimiento y un aumento en el gasto de batería. Si estos tres puntos se cumplen, es más que evidente que algo no va bien y que tu seguridad puede haberse visto comprometida.

Recibes mensajes sospechosos de servicios que no conoces.

La gran mayoría del malware en Android funciona cogiendo tu número móvil y suscribiéndolo sin permisos a servicios premium (como el horóscopo, por ejemplo). Si estás recibiendo muchos mensajes de servicios que no conoces y a los que tú no te has suscrito, no solo tienes malware sino que te vendrá una factura bien abultada a final de mes.

También es posible que seas tú el que esté enviando mensajes a tus contactos sin saberlo. Si algún amigo te avisa de que le has enviado cualquier cosa rara o has publicado actualizaciones en tus redes sociales sin saberlo, o tienes una app conectada pasándose de lista o estás infectado.

Aparecen anuncios y pop-ups donde no deberían aparecer.

Si estás recibiendo notificaciones con publicidad o aparecen anuncios cuando desbloqueas el teléfono, no lo dudes, tienen un adware instalado y está aprovechándose de ti. La solución es desinstalar la aplicación en la que este está alojado, que suelen ser apps para adultos, aplicaciones de linterna, utilidades y, cómo no, optimizadores de memoria RAM.

Tienes apps que tú no has instalado.

¿Hay alguna app en tu escritorio que ha llegado allí de golpe y porrazo? Si tú no la has instalado, es posible que algún malware esté haciendo de las suyas. Al igual que en los otros indicadores, la app que está haciendo esto es posible que sea alguna que instalaste de fuentes desconocidas hace poco.

Estos cinco puntos son solo indicadores. No quiere decir que si tu teléfono está caliente es que está hackeado, porque dependerá mucho de las apps que uses y de la caña que le des a tu móvil. Simplemente tienes que prestar atención a los detalles y atar cabos. Si has instalado algo recientemente y, desde entonces, tu móvil no se comporta como hasta el momento, es seguro que esa app infectada y te la está jugando. Recuerda: sentido común ante todo. En caso de que sufras alguno de estos problemas en tu móvil, pero no conozcas la causa, puedes llevar a cabo unas simples pruebas con las que descubrir si, efectivamente, el dispositivo ha sido hackeado.

Identifica y elimina la app que causa los problemas.

Lógicamente, el primer paso para arreglar un móvil hackeado es eliminar el software que está causando los problemas. Tiempo atrás hablamos sobre una aplicación que, haciéndose pasar por un “optimizador de batería”, era capaz de robar hasta 1.000 euros a los usuarios cada vez que se ejecutaba la app de PayPal. En ese caso, la raíz del problema es la propia app de optimización, y no la de PayPal. Por tanto, en ese caso habrá que desinstalar y borrar todos los datos de la aplicación maliciosa en cuestión.

Afortunadamente, Google Play Protect es capaz de identificar rápidamente todas aquellas apps que podrían causar cualquier tipo de daño a nuestro dispositivo, así que debería ser sencillo saber cuál hay que desinstalar para evitar que los problemas sean cada vez más graves.

Actualiza el software de tu teléfono.

A principios de cada mes, Google publica el boletín de seguridad de Android, donde se recogen algunos de los fallos de seguridad descubiertos en el sistema operativo y el software de los socios de la compañía. Junto a él, se libera la actualización de seguridad mensual de Android, que posteriormente es desplegada para que los dispositivos sean inmunes a estas brechas de seguridad.

Es por ello que es una mala idea no actualizar el móvil, aunque haya nuevas versiones disponibles, dado que este tipo de parches de seguridad pueden acabar con los problemas de un móvil hackeado al solucionar las vulnerabilidades descubiertas por los expertos en seguridad de Google.

Si nada funciona: restablece tu móvil a los valores de fábrica.

La solución más tajante, es a su vez la más efectiva. Sin ninguno de los anteriores procedimientos funciona, lo más recomendable es realizar un hard reset o restablecimiento a los valores de fábrica del dispositivo. Se eliminarán todos los datos almacenados en él –algo que no debería ser un problema si tienes una copia de seguridad completa–, incluyendo las apps y la información relacionada con el virus que se haya utilizado para hackerar el dispositivo.

Este proceso se lleva a cabo directamente desde los ajustes del sistema, en Ajustes > Sistema > Opciones de recuperación > Borrar todos los datos. Una vez finalizado, el móvil estará como nuevo y libre de malware.

3 códigos para saber si han hackeado tu móvil.

Con estas combinaciones de números podrás saber si tu móvil está hackeado.

Primer código.

##002#

El primero de ellos se trata de un código universal, ¿para qué sirve? Con él será posible desactivar todo el desvío de llamadas. Es decir, se desactivarán de forma instantánea las redirecciones del teléfono móvil.

Por eso mismo, si crees que tus llamadas pueden estar siendo redirigidas hacia otros receptores que no son los verdaderos, marca el código en el teléfono y cúrate en salud. Ya que como dicen, más vale prevenir que curar, y no cuesta nada teclear el código, es cuestión de segundos.

Segundo código.

*#62#

¿Qué es *#62#? Es otro código bastante interesante que podemos usar en cualquier momento. Si en alguna ocasión nuestros amigos o familiares nos comentan que nuestro número está fuera de servicio o simplemente no responde, deberíamos comprobarlo con este código.

¿El motivo? Muy sencillo, al marcarlo, este nos indicará dónde se están redirigiendo todas esas llamadas, mensajes y datos. Habrá que comprobar que el número al que se está redirigiendo todo es de nuestra propia compañía, de no ser así, lo más recomendable es actuar inmediatamente, recurriendo a la compañía telefónica.

Tercer código.

*#21#

Podríamos decir que este código es muy similar al anterior, ya que al igual que el *#62# este también indicará si nuestras llamadas, mensajes, datos, incluso el fax está siendo interceptados o desviados hacia otro número, pero tiene una diferencia importante.

En el anterior nos indicaba el número al que se redirigen los datos, que en la mayoría de los casos suele corresponder al número de la propia operadora de telefonía. Sin embargo, este *#21# muestra una pequeña pantalla donde se indica mediante texto si realmente algún servicio está siendo desviado, muy útil.

Además de esto, también te puede interesar saber el número IMEI del dispositivo en caso de pérdida o robo, ya que te puede ayudar a localizar tu móvil. Para ello debes utilizar el código *#06#.