Conexión Tecnológica

2021: Momento clave para el 5G

A pesar de que este primer trimestre del año 2021 las noticias están focalizadas principalmente en la pandemia, hay un hecho que está pasando desapercibido y que, dado el impacto que tendrá en los próximos años, no podemos ni debemos obviar: la subasta de frecuencias del 5G, que tendrá lugar en las próximas semanas.

Esta subasta es clave y se focaliza en la banda de 700 MHZ (clave para el 5G) y repartirá ocho bloques de frecuencias con un precio total de salida de 1.170 millones de euros por un periodo de 20 años, aunque los expertos y las principales operadoras advierten de que el ecosistema 5G todavía no está maduro ni ha alcanzado su pleno potencial. 2021, momento de la puesta de largo del 5G, se ha convertido en un año complejo para todas las operadoras dado que han sufrido y continúan sufriendo un impacto muy alto en sus cuentas de resultados, por lo que están realizando un proceso de reducción y racionalización de sus inversiones. Por su parte, el gobierno español, necesitado de ingresos por el impacto del Covid-19, se ve obligado a continuar con su plan de comercialización de las frecuencias del espectro, y además ha incluido un cambio respecto a sus anteriores subastas: se hará un pago único y no anual.

La subasta ofertará un bloque de 2×10 MHz con un precio de salida de 340 millones de euros, cuatro bloques de 2×5 MHz con un precio de salida de 200 millones cada uno y tres bloques de 5 MHz cuyo precio de salida es 10 millones cada uno. Tendrá más de una ronda y se realizará por Internet.

Para esta licitación se establecen una serie de obligaciones a los operadores adjudicatarios que consisten en ofrecer una cobertura del 100% en un plazo máximo de tres años a las poblaciones de más de 20.000 habitantes, a autopistas, autovías, carreteras multicarril y a las estaciones de viajeros de líneas de alta velocidad. Sin embargo, las tensiones actuales en los operadores pueden producir un retraso para lograr el 100% de cobertura.

No obstante, es importante remarcar que el 5G ya es un servicio existente en el mercado, pues las operadoras llevan tiempo trabajando en él: Vodafone fue la primera en lanzarlo en la primavera de 2019, Telefónica ya da servicio a más de 1.200 poblaciones que cubren el 76% de la población española y Orange lanzará también el servicio próximamente.

Este desarrollo del 5G ha sido posible gracias a diferentes proyectos, algunos de ellos financiados por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, como el desarrollo de un “avatar afectivo” que ayudará a las personas mayores a seguir las prescripciones y no olvidar tomarse la medicación, nuevos servicios para la atención médica a pacientes del medio rural y la mejora de la eficiencia en la extinción de incendios.

En conclusión, el 5G es clave para el despliegue de múltiples soluciones y para que tecnologías como IoT o los vehículos autónomos acaben de despegar en nuestro país. Sin embargo, la crisis del Covid-19 ha diseñado un escenario de alta incertidumbre que impide estimar de forma sencilla la velocidad de implantación, dado que las inversiones resultarán afectadas. Pero no todo es negativo: la crisis del Covid-19 ha impulsado todo lo digital, por lo que el 5G se está posicionando como la tecnología clave que asegura que los proveedores puedan ofertar a empresas y clientes servicios digitales de valor añadido en tiempo real, sin las limitaciones actuales del 4G.

Fuente: eleconomista.es